Abril ha entrado…

… destemplado, con aguaceros y granizos seguidos por un sol rabioso que pica sobre el abrigo, pero se está mejor en la calle que en casa.

Siguiendo con la tradición, y nótese la ironía, ya han apagado la calefacción, y cuesta sentarse a hacer algo, incluso a leer en el rincón preferido de la abuela, cuando a mediodía entra el sol por la ventana y calienta todo lo que toca.

En la parada del autobús dos mujeres de unos setenta años charlan debajo de la marquesina:

—-He dormido fatal, a las cuatro de la mañana ya estaba despierta, dándome vueltas en la cama…, me he levantado a hacer pis y a beber un poco de agua, pero ni por esas, así que esta mañana se me han pegado las sábanas y he llegado tarde donde mi hija. Ya estaban preocupados…

—-Es por el cambio de hora, que digan lo que digan te descabala todo. Yo he dormido bien, y eso que no las tenía todas conmigo pues al menor ruido me despierto… Sin embargo, en el pueblo he dormido como un lirón, allí es que ni me entero, ¡toda la noche de un tirón!

—-Es que allí no hay ruidos…, pero lo que más me influye a mí son las preocupaciones.

—-Yo tengo las mismas preocupaciones aquí que en el pueblo. Yo no tengo preocupaciones.

Es raro oír decir a alguien que no tiene preocupaciones. Quien no las tiene por los padres, las tiene por los hijos o por los nietos, o por sí mismos: problemas de trabajo, problemas de salud…

Tú tienes las preocupaciones normales —el trabajo, ahora sobre todo el trabajo—, pero también hay días que duermes mal y todavía no has terminado de acostumbrarte al piso, lo encuentras demasiado vacío, o destartalado o simplemente poco acogedor. Deberías hacer algún cambio pequeño, quizá unas cortinas, cambiar algún mueble… Hoy, precisamente, vas a un sitio de intercambio que te han facilitado, un sitio de esos fuera de los circuitos comerciales de segunda mano donde lo mismo puedes encontrar una cuna de niño que una estantería en buen estado, y donde quizá puedas desprenderte de algún mueble de tu casa a cambio de una de esas estanterías o una mesa de trabajo, claro, que esta última siempre te la puedes hacer con un par de borriquetas y un tablero…

No servirá para nada, pero estás inscrita como demandante de empleo, era requisito indispensable para poder cobrar el paro. En Almería no tuviste suerte, quizá aquí en Madrid… El impreso y la funcionaria que toma tus datos te parecen enormemente tediosos:

—¿Conocimientos de informática?

¿Qué quieren decir con eso? Toda tu vida has estado trabajando en ese sector y sin embargo,…

—¿Word?, ¿Excel?…

—¿Ofimática? Sí, sí…

Parece que lo que se lleva ahora es ser community manager, sea eso lo que sea… «Se trata de llevar el blog oficial de una empresa, la cuenta de Twitter…», hay cursos, y te ofrecen uno, aunque no es del todo gratuito, pero te conceden un crédito que podrás pagar… el encontrar trabajo con esos conocimientos es casi seguro…

Te has pasado tu vida estudiando y vas a seguir estudiando, pero no lo que ellos quieran, que ya te has cansado de eso, de estudiar cosas que valían para mucho y luego para nada y de gastarte un pastón en academias o en institutos molones…

No, no pienso gastarme el dinero para que alguien me enseñe lo que ya sé, pero se llene los bolsillos…

«Siempre se aprende algo», decía la abuela que se pasó la media vida enseñando el método Marti de corte y confección a las chicas del barrio. La abuela había sido modista y llegó a tener alquilado un piso en el principal de un bloque elegante en el barrio de Salamanca, pero una artritis prematura en los dedos la apartó pronto de la aguja y la recluyó en el mundo de los libros: «los libros siempre enseñan».

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s