Muere Sampedro…

… las redes sociales propagan una y otra vez la noticia, empiezan a correr sus frases, sus entrevistas, sus pensamientos… Nadie va a su entierro, porque su incineración ya ha tenido lugar, y solo cuando ya no es nada, cuando es polvo enamorado, su familia da la noticia…

En la calle, por el contrario, la gente aplaude y despide a Sarita Montiel, a la violetera a la que tú imitabas cuando eras pequeña y tu abuela te ataba un pañuelo blanco debajo de la barbilla…

Como aves seductoras, de primavera…

La primavera parece que quiere llegar a Madrid, hace calor en la calle, y empieza a sobrar el abrigo…

Recorres deprisa las librerías del centro, piensas ingenuamente que se habrán volcado en sacar de sus fondos la obra de Sampedro, y la tendrás ahí, en una esquina destacada, pero una muerte no es un Nobel, así que los libros de Sampedro que les quedan están donde siempre en la sección de literatura española en la letra S. De Cuarteto para un solista queda algún ejemplar, pero del resto.

Vas a la biblioteca y antes de pedir turno para los ordenadores, buscas en la S de Sampedro, y tampoco hay mucho… Realmente no sabes qué quieres hacer ahora con la obra de Sampedro, pero algo tendrás que hacer, aunque solo sea releerla.

Félix y Ramón preparan el ordenador para la charla, van a hacer una exposición sobre cómo montar un blog de manera que sirva para todo el mundo. Félix y Ramón son dos experimentados ingenieros a los que conociste en tu antiguo trabajo, ahora montan cursillos de actualización en nuevas tecnologías en un local céntrico del Ayuntamiento.

Lo mejor de estas cursillos son las cañas de después, y a ti te gusta ver a los viejos amigos… además está Jesús, un campechano barrigón que una vez te dio un curso de ya no recuerdas muy bien qué…

El bar empieza a llenarse de gente, y allí seguís vosotros, charlando y pidiendo una caña tras otra… Cuando te levantas, cuando os levantáis y os despedís sientes que flotas, sientes un subidón, ¿un subidón de qué?, ¿de alcohol?, ¿de que unos viejos amigos te hayan dado algo de conversación?…

Desde que llegaste a Madrid has estado demasiado sola, lo sabes, y llegas a casa haciéndote pis y te metes de cabeza en el cuarto de baño dejando los zapatos a la puerta…

Te desnudas, te quitas la ropa sudada, te sientes un poquito asquerosa, pero prefieres no darte una ducha, prefieres relajarte, ponerte el pijama, mojar unas galletas en leches y… mañana será otro día.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s