Relatos mayores

Los clientes, o lo que sean, de Susana deben ser raros y variados. La semana pasada te suelta un cuento para niños grandes escrito por un novel y esta te larga un volumen de autores consagrados que han puesto sus plumas y teclados al servicio de una buena causa.

¿Cómo hablar mal de Relatos mayores?  

Te sientes avergonzada porque nunca hubieras pensado que en Castilla y León hubiera tantos escritores vivos, todos de primera línea, y desconocidos para ti. Bueno, todos no, claro. Se salvan los grandes nombres, pero debes reconocer que de más de los que te gustaría es la primera vez que oyes hablar y la primera vez que tienes oportunidad de leer algo de ellos.

Hay bastantes zamoranos, y eso te retrotrae a tu infancia y juventud en aquella ciudad a la sombra de Viriato, y las sonoras y recias palabras de estos castellanos parecen arrancarte los recuerdos casi de cuajo. ¿Cuánto tiempo hacía que no oías hablar de fiambreras colaciones? 

Hay historias de todo tipo, historias de niños e historias de viejos, historias de animales, historias en el campo, historias en la ciudad, historias de presos, historias de solitarios, historias en lugares lejanos e historias en lugares cercanos…, historias que pueden estar pasando en tu misma escalera y relatos que sabes que nunca ocurrieron. 

Hombres y mujeres, consagrados y consagradísimos, dan su visión de la vida casi en pildoritas, con pulso firme, sin pestañear.

Vas pasando las hojas y disfrutando uno a uno, casi te olvidas de tomar las imprescindibles notas, y vuelta a empezar.

El libro se acaba. No están todos los que son, pero sí son todos los que están.

Cierras el libro, no te acuerdas de apenas nada, bueno sí, de unos abuelos con nieto de cartón, de una ¿maestra? que descubre la vida guatemalteca, de un burro, de una mujer sola que alquila una cama en el cuarto de la plancha a un casi adolescente…,, de un extraño preso que sale y entra y talla trocitos de madera… 

Sale finalmente puntual la reseña y esta vez Susana no te pone pegas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s