Dos apuntes tomados al paso

Creerte que vas a un acto marginal y encontrarte algo totalmente guionizado. Los grandes poderes, los que cortan el bacalao, lo que se ríen a coro en clan cerrado, todos apoyando a todos… y yo.

La joven escritora se sonroja nerviosa y la madre, de pelo blanco, no puede contener la emoción del momento y alaba orgullosa la obra de su hija: «Ya puedes decir que eres escritora, que lo has conseguido.» La miro y me recuerda demasiado a otra señora de pelo blanco; de no ser porque no es, diría que es ella, otra señora que en el otro extremo del mapa celebra que su hija haya encontrado por fin vestido para vestir a sus princesitas que van a ir de boda: «¡Habemus vestidos!»

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Dos apuntes tomados al paso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s