Domingo tarde

Los vagones del metro se llenan de maletas el domingo por la tarde.

Regresan a su quehacer los que tuvieron un suspiro de fin de semana.

Cuando regreso a casa siento una intensa nostalgia de mar y me sumerjo en el negro y blanco de un libro de aventuras marinas.

marina

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vivencias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Domingo tarde

  1. ¡Qué nostalgia de mar para los que vivimos tierra adentro!
    Alberti nos lo dijo: “miradme que pasa el mar”.
    Besos, Coro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s