La plaza de Oriente

Hoy he vuelto a uno de mis sitios preferidos en Madrid: la plaza de Oriente.

Palacio real. Plaza de Oriente

Y me pregunto por qué se llamará de Oriente cuando está precisamente al Occidente. Habrá que mirarlo en algún libro curioso de esos que cuentan anécdotas curiosas e increíbles  Madrid.

Disfruto paseando por entre sus parterres, observando a los turistas, sobre todo japoneses, cómo tiran y tiran fotos —ahora abundan las alargaderas que con un poco de suerte invaden hasta tu intimidad—, saludar a alguno de sus antiguos reyes y tratar de recordar algo de su historia.

Me gusta detenerme ante los pintores que exponen sus obras en una estructura de tijera, Quijotes, Sanchos y molinos, primorosamente delineados y coloreados sobre seda, que algún día me llevaré a casa.

Me gusta detenerme a disfrutar la música de los artistas callejeros, aquí un acordeón, allí apenas suena un violín, y la pericia de ese artista, cuyo instrumento, son una serie de vasos que toca pasando los dedos mojados por el borde.Viv

Me siento en un banco, a pleno sol, pero es un sol que en esta mañana de ya otoño se aguanta, es la Virgen de la Merced, que en otro tiempo tenía connotaciones familiares, aunque hoy se hayan perdido.

Abro el libro de relatos que llevo en el bolso para los viajes en metro y empiezo a leer por donde lo dejé en la última parada. Es de un amigo, y a medida que voy leyendo voy reconociendo muchos de sus rasgos, de su personalidad, en la escritura, en las frases, en las palabras, en los exotismos, y en los guiños a la profesión que deja caer sabiamente aquí y allá.

Es como estar un rato con él, y estoy a gusto, ahí, al solecito de la plaza de Oriente. Pasan turistas y más turistas… Algunos metros más para allá se oye de nuevo la música, me levanto y voy en su busca.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Vivencias. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a La plaza de Oriente

  1. El Palacio de Oriente y una puesta de sol visto desde el Campo del Moro. Es verdad,es el Palacio de Occidente. Un lugar para disfrutar del cielo de Velázquez.
    Un abrazo, Coro.

  2. Un lugar muy agradable de Madrid. Un lugar de encuentro, desde luego. Y, sobre todo, con ese otoño luminoso de la ciudad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s